lunes, 6 de mayo de 2013

La Tradición Hermética

Hermetismo

CUANDO EL OÍDO ES CAPAZ DE OÍR, ENTONCES LLEGAN LOS LABIOS QUE HAN DE LLENARLOS DE SABIDURÍA

HERMES TRISMEGISTO


El Hermetismo es en si mismo "una revelación", por eso puede incorporarse a todas las facetas de la tradición, a la vez representadas por diversas religiones. Encontramos en todos los Maestros la misma clave de interpretación "hermética" en todas sus enseñanzas.
La "Tradición Hermética", llamada así por que los griegos encontraron las mismas características en el dios "Thot" egipcio y su dios "Hermes", más tarde los romanos lo vincularían a su dios "Mercurio", uno de los aspectos más evidente es que los tres tenían la capacidad de moverse en el mundo de los Dioses y de los humanos, servían de mediadores, hacían de puente entre dos realidades, "lo de arriba y lo de abajo", Thot representado como un ibis muestra claramente su "poder" de volar, mientras que Hermes y Mercurio son representados con un casco alado y sandalias con alas, normalmente muestran un caduceo, símbolo de su equilibrio entre polaridades.
Hermes Trismegisto es el nombre griego de un personaje mítico que se asoció a un sincretismo del dios egipcio Dyehuty (Tot en griego) y el dios heleno Hermes.1 Hermes Trismegisto significa en griego 'Hermes, el tres veces grande.


El Kybalión es un documento del siglo XIX que resume las enseñanzas del hermetismo, también conocidos como los siete principios del hermetismo. Su autoría se atribuye a un grupo anónimo de personas autodenominados Los Tres Iniciados, aunque las bases del hermetismo se atribuyen a un alquimista místico y deidad de algunas logias ocultistas llamado Hermes Trismegisto, cuya existencia se estima en Egipto antes de la época de los faraones, y según la leyenda fue guía de Abraham.



La Tabla de Esmeralda es un texto breve, de carácter críptico, atribuido al mítico Hermes Trismegisto, cuyo propósito es revelar el secreto de la sustancia primordial y sus transmutaciones.
En la Tabla de Esmeralda está condensado o resumido todo el arte de la Gran Obra, objetivo principal de la alquimia.

La alquimia es el arte del perfeccionamiento y la Gran Obra implica su cumplimiento, la perfección. La Tabla de Esmeralda contiene en sus pocas líneas el secreto de la Gran Obra, es un pasaje directo para la perfección.

Dicho mensaje es expresado de modo simbólico, su sola lectura no revela su significado. El acceso a la Gran Obra requiere trascender nuestra limitación racional, de ahí que todo alquimista conlleve una transmutación personal paralela que le permita acceder al lenguaje del Símbolo. El Todo, el Uno, tan sólo se expresa simbólicamente, y es necesario el aprendizaje en la hermeneútica del Símbolo. De no ser así, su sola simplicidad generará incredulidad. La Razón aguarda complejidad ante lo complejo, mientras el Uno.





El taoísmo no es Hermetismo pero tienen conceptos similiares; el Tao se refiere a la esencia primordial o al aspecto fundamental del universo; es el orden natural de la existencia, que en realidad no puede ser nombrado, en contraste con las incontables cosas "nombrables" en las que se manifiesta.




El Dhammapada es una escritura sagrada budista en verso tradicionalmente atribuida a Buddha. Es uno de los textos más conocidos del Canon Pali.
El título es un término compuesto de las palabras "dhamma" y "pada", cada una de las cuales tiene varios significados y connotaciones. En general "dhamma" hace referencia a la "doctrina" de Budda o a una "verdad eterna" o "virtud", y "pada" significa literalmente "pie" y en este contexto puede traducirse por "camino" o "verso".

Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge con nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos, hacemos el mundo.


" El Universo es una infinidad de realidades conociendo su infinito opuesto desde el equilibrio total del Yo; el Universo es Conciencia Eterna e Infinita, Somos Uno ". 


miércoles, 15 de agosto de 2012

Guerra y Caos Estilo USA

Más Guerra, Estilo USA

Por Adrian Salbuchi


Hay ciertos aspectos en los que el presidente Barack Obama lleva adelante políticas de guerra aún más duras que las que impusiera el otro presidente George W. Bush. Por ejemplo, los bombardeos con aviones no-tripulados sobre Pakistán, Afganistán, Libia y otros lugares en los que los blancos no son sólo los supuestos “terroristas”, sino “todo hombre de edad militar en la zona será considerado como combatiente… salvo que la evidencia póstuma demuestre lo contrario”.

Según un extenso artículo aparecido en el matutino ‘The New York Times’ el pasado 29 de mayo, a los efectos prácticos, Obama ha impulsado lo que sólo puede describirse como una Doctrina de Guerra Total integrando las acciones de gobierno, militares y de guerra psicológica a través de los multimedios, bajo una única Doctrina.

El concepto de la “Guerra Total”, o sea, la guerra no sólo contra fuerzas militares, sino contra todos los civiles independientemente de su edad, sexo, y contra toda la infraestructura del país, se transformó en una terrible realidad en el siglo XX, potenciada por los descubrimientos científicos y el progreso tecnológico puestos al servicio ilimitado de la guerra. La Guerra Total hoy sigue muy viva y su principal impulsor son los Estados Unidos y sus Aliados.

Esto lo pretenden justificar en todos los frentes gracias a los multimedios adictos en los Estados Unidos, Europa y los demás países. En el caso de la Doctrina de Guerra Total de Obama, los multimedios acompañan la politica oficial de EE. UU., describiendo el asesinato de personas inocentes -que por mala suerte o casualidad se encuentran en el lugar equivocado, en el momento equivocado en que caen las democráticas bombas norteamericanas- como “combatientes militantes”.

En verdad, la Guerra Total requiere de una intensa y constante guerra psicológica para convencer a la opinión pública –propia y extranjera– de que “nuestros muchachos” pelean para “traer la paz y la democracia”; que siempre hacen “lo correcto” al matar “a quienes deben morir” porque amenazan a Estados Unidos, Europa, Israel y el resto de Occidente; en otras palabras, ellos solamente asesinan a “combatientes militantes terroristas”.

Así, se describen con eufemismos orwellianos todas las guerras conducidas por EE. UU., ya sea por sí sólo o junto con aliados como Gran Bretaña, la Unión Europea e Israel, o a través de otros países con gobiernos títere. La lista es muy extensa: Corea, Vietnam, Panamá, República Dominicana, Palestina, Egipto, Irak, Afganistán, Libia, Irán, África, Sudamérica, Camboya, Laos, Cuba, El Salvador, Islas Malvinas, Nicaragua, Granada, Serbia… La cantidad de muertos se mide en decenas de millones de personas y sigue aumentando.

¿A quién le tocará ahora? ¿A Siria? ¿A Irán? ¿Sudán? ¿Corea del Norte? ¿Venezuela? Luego del 11 de septiembre 2001, las cosas pasaron de mal a peor…

Hoy el mundo se enfrenta a una superpotencia hegemónica crecientemente fuera de control, que alberga a un pequeño, compacto pero extremadamente poderoso grupo de Señores del Poder enquistados profundamente dentro de su estructura de poder pública y privada, que así controlan armadas y fuerzas aéreas invencibles, ejércitos de altísima tecnología, bomberos no tripulados, satélites militares, bombas de tipo napalm, de racimo y de profundidad, vigilancia electrónica, y hasta armas secretas como las aún no esclarecidas instalaciones del proyecto HAARP.

Agreguemos a todo esto las decenas de miles de misiles de largo alcance y bombas nucleares apuntadas a determinados países en manos del exclusivo club nuclear occidental –Estados Unidos, Reino Unido, Francia e Israel– y vemos entonces cómo las cosas toman un cariz realmente muy oscuro.

Todo ello avalado por financiamiento ilimitado –tanto oficial como clandestino– por EE. UU. y sus Aliados. Y cuando el dinero empieza a ralear, bueno… siempre existen “otro medios y fuentes…”. Es cuando los servicios de inteligencia como la CIA lavan y reciclan billones de dólares provenientes del tráfico de drogas, armas y del crimen organizado en general, para financiar operaciones encubiertas, ilegales e inconfesables; o cuando cada tanto se atrapa a algún alto funcionario de gobierno conspirando en operativos del tipo Iran-Contras…

Todo ello conforma la política de “Guerra Total, estilo USA”. Ya no se trata de la guerra total contra algún país en particular, sino contra todos los países que EE. UU., Reino Unido, Francia e Israel consideran que “apoyan a los terroristas”, o que insisten en mantener gobiernos nacionales soberanos que a ellos no les agradan, o –más pragmáticamente– países bendecidos con enormes riquezas petrolíferas, gasíferas, minerales, y de agua y alimentos sobre las que poderosas multinacionales como Exxon, BP, Monsanto, Chevron y Barrick Gold desean echar mano para luego reciclar los billones de dólares en ganancias a través de los consabidos bancos JPMorganChase, Goldman Sachs, CitiCorp, HSBC, Deutsche Bank… Todo queda en casa…

La maquinaria de Guerra Total, estilo USA le cuesta billones de dólares y euros a los contribuyentes norteamericanos, británicos y europeos, a lo que debemos agregar los billones más creados de la nada por los bancos centrales Europeo y de la Reserva Federal de EE. UU., lo que erosiona aun más al dólar y al euro, de forma tal que a fin de cuentas, todo el mundo termina pagando la factura de la Guerra Total de EE. UU., a través de la erosión de estas monedas globales.

Y para aquellas decenas de millones de norteamericanos y europeos que creyeron que Obama “cambiaría las cosas” inaugurando un “mundo más pacífico y gentil”, que no se confundan: en materia de politica exterior estadounidense jamás hubo ni habrá sustanciales diferencias entre republicanos y demócratas.

De manera que si usted se encuentra caminando por las calles de algún pueblo o ciudad de Pakistán o Afganistán y, por casualidad, pasa cerca de algún “blanco terrorista” y es matado por una bomba teledirigida norteamericana, usted ya no será clasificado como una “baja civil”; ni siquiera como “daño colateral”. No señor: ¡la Doctrina de Guerra Total Obama lo acaba de convertir en un “militante combatiente terrorista”!

Naturalmente, cuando estas bombas teledirigidas asesinan a 30, 40 o 100 civiles que EE. UU. oficialmente clasifica como “terroristas militantes”, ellos saben muy bien que no tienen la más remota idea de a quiénes acaban de asesinar: podría ser un muchacho entregando pizzas, o el lechero, o un alumno de colegio secundario, o un vendedor de diarios o… ¿¡pero eso qué importa!? Sólo basta con clasificarlos como “militantes combatientes terroristas”, cerrar el parte militar yanqui y… ¡a otra cosa!

Total, lo importante es saber que los multimedios occidentales disciplinadamente informarán al mundo que “más terroristas militantes” acaban de ser matados en la “Guerra Total de EEUU contra el Terrorismo” (o la del Reino Unido, o la de la Unión Europea, o la de Israel…).

Y no vaya usted a atreverse a pensar que la Doctrina Obama no conlleva “justicia yanqui”, pues si luego que lo asesinan se “demostrara póstumamente” que usted en realidad no era ningún “terrorista militante” sino solo un pobre tipo que salió a pasear el perro, entonces la generosidad yanqui puede que lo reclasifique como “baja civil”; o incluso hasta que lo honren llamándolo “daño colateral”. ¡Uy, ya me estoy sintiendo mejor!

Cuando Estados Unidos de Norteamérica inició su Guerra Total Global contra el Terrorismo, estas tácticas mortales, hipócritas, criminales, inhumanas y mentirosas se transformaron en parte integral de la “democracia” de estilo occidental que han lanzado sobre nuestro pobre planeta.

Hoy, miles de millones de personas se preguntan a dónde nos está arrastrando todo esto; ¿cuándo se detendrá?

En rigor de verdad, la pregunta clave es más bien: ¿Cómo puede la humanidad detener a un grupo de países inmensamente poderosos que parecieran haber quedado totalmente fuera de control?

Si alguna vez hemos de lograr aunque más no sea una Paz Parcial, primero debemos ponerle fin a la actual locura de la Guerra Total.





Fuente: http://www.asalbuchi.com.ar/2012/06/guerra-total-estilo-usa/

martes, 3 de enero de 2012

Nuevo Orden Social Mundial

El Plan de La Élite
..Para un Nuevo Orden Social Mundial
por Richard K. Moore

Richard K. Moore (dice en su propio sitio) es un expatriado de Silicon Valley en retiro, emigrado a Irlanda en 1994 para comenzar su "verdadero traajo": tratar de comprender cómo funciona el mundo y cómo podemos mejorarlo.

Muchos años de investigación y escritura culminaron en su libro ampliamente aclamado "Escaping the Matrix: How We the People Can Change the World" (2005). Este artículo fue publicado primeramente en la revista bimensual New Dawn (www.newdawnmagazine.com) de Septiembre de este año.

En Global Research estaba la traducción de Germán Leyens que hemos corregido. El título del artículo es lo suficientemente explicito en cuanto a su contenido, y lo publicamos por el buen análisis que hace del cambio de régimen que no se sabe si en efecto ocurrirá.

Cuando comenzó la Revolución Industrial en Gran Bretaña, a fines de los años 1700, se podía ganar mucho dinero invirtiendo en fábricas e industrias, abriendo nuevos mercados, y obteniendo el control de fuentes de materias primas.

Los que tenían más dinero para invertir, sin embargo, no eran tantos en Gran Bretaña sino que estaban más bien en Holanda. Holanda había sido la mayor potencia occidental en los años 1600, y sus banqueros eran los principales capitalistas. En busca de beneficios, el capital holandés fluyó hacia el mercado bursátil británico, y así los holandeses financiaron el ascenso de Gran Bretaña, que luego eclipsó a Holanda económica y geopolíticamente.

De esta manera el industrialismo británico llegó a ser dominado por inversionistas acaudalados, y el capitalismo se convirtió en el sistema económico dominante. Esto condujo a una gran transformación social. Gran Bretaña había sido esencialmente una sociedad aristocrática, dominada por familias terratenientes.

A medida que el capitalismo llegaba a ser económicamente dominante, los capitalistas llegaron a ser dominantes en la política. Las estructuras tributarias y las políticas de importación-exportación fueron gradualmente modificadas para favorecer a los inversionistas por sobre los terratenientes.

Ya no era económicamente viable mantener simplemente una propiedad en el campo: había que desarrollarla, convertirla para un uso más productivo. Los dramas de la época victoriana están repletos de historias de familias aristocráticas que enfrentan tiempos difíciles, y se ven obligadas a vender sus propiedades.

Para poder ser representada, esa decadencia era generalmente atribuida a un defecto de algún carácter, tal vez un primogénito débil. Pero en los hechos la decadencia de la aristocracia formaba parte de una transformación social más amplia causada por el ascenso del capitalismo.

El negocio del capitalista es la administración de capital, y esa administración es manejada generalmente a través de la mediación de bancos y casas de corretaje. No debería sorprender que los banqueros de inversión llegaran a ocupar la cima de la jerarquía de la riqueza y el poder.

Y de hecho, hay un puñado de familias de banqueros, incluidos los Rothschild y los Rockefeller, que ha llegado a dominar los asuntos económicos y políticos en el mundo occidental.

A diferencia de los aristócratas, los capitalistas no están ligados a un sitio, o al mantenimiento de un lugar. El capital es desleal y móvil; fluye hacia donde se encuentra el mayor crecimiento, tal como fluyó de Holanda a Gran Bretaña, luego de Gran Bretaña a EE.UU., y más recientemente de todas partes a China. Tal como una mina de cobre puede ser explotada y luego abandonada, así bajo el capitalismo toda una nación puede ser explotada y luego abandonada, como lo vemos en las enmohecidas áreas industriales de EE.UU. y Gran Bretaña.

Este desapego por el lugar conduce a un diferente tipo de geopolítica bajo el capitalismo, en comparación con la aristocracia. Un rey va a la guerra cuando ve una ventaja para su nación al emprenderla. Los historiadores pueden "explicar" las guerras de los días pre-capitalistas en términos del engrandecimiento de monarcas y naciones.

Un capitalista provoca una guerra a fin de lograr beneficios, y de hecho las familias bancarias de nuestra élite han financiado ambos lados de la mayoría de los conflictos militares desde por lo menos la Primera Guerra Mundial. Por ello los historiadores tienen problemas para "explicar" la Primera Guerra Mundial en términos de motivaciones y objetivos nacionales.

En los días pre-capitalistas la guerra era como el ajedrez: cada lado trataba de ganar.

Bajo el capitalismo la guerra es más bien como un casino, en el cual los jugadores participan mientras pueden conseguir dinero para más fichas, y el ganador siempre resulta ser la casa: los banqueros que financian la guerra y deciden quién será el último que quede en pie.

Las guerras no son sólo las más lucrativas de todas las empresas capitalistas, sino que al elegir a los vencedores y al administrar la reconstrucción, las familias bancarias de la élite logran, con el tiempo, adecuar la configuración geopolítica para que sirva a sus propios intereses.

Las naciones y las poblaciones son sólo peones en sus juegos. Millones mueren en las guerras, las infraestructuras son destruidas, y mientras el mundo está de duelo, los banqueros cuentan sus ganancias y hacen planes para sus inversiones en la reconstrucción de posguerra.

Desde sus posiciones de poder, como financistas de los gobiernos, las élites bancarias han perfeccionado con el tiempo sus métodos de control. Permaneciendo siempre detrás del escenario, ellos tiran de las cuerdas que controlan a los medios, los partidos políticos, las agencias de inteligencia, los mercados bursátiles y las oficinas gubernamentales.

Y tal vez la mayor palanca de poder es su control sobre las monedas. Mediante su fraude de los bancos centrales, causan ciclos de auge y ruina, imprimen dinero de la nada y luego lo prestan con intereses a los gobiernos.

El poder de la pandilla bancaria de la élite (los "banksters") es absoluto y sutil…

"Algunos de los más grandes hombres de EE.UU. tienen miedo de algo. Saben que hay un poder en algún sitio, tan organizado, tan sutil, tan vigilante, tan entrelazado, tan completo, tan dominante, que más vale que no hablen en voz alta cuando lo hacen para condenarlo".

Presidente Woodrow Wilson

EL FINAL DEL CRECIMIENTO - LOS BANKSTERS CONTRA EL CAPITALISMO

Siempre fue inevitable, en un planeta finito, que habría un límite para el crecimiento económico.

La industrialización posibilitó que nos apresuráramos precipitadamente hacia ese límite durante los últimos dos siglos. La producción ha llegado a ser cada vez más eficiente, los mercados se han hecho más globales, y finalmente el paradigma del crecimiento perpetuo ha alcanzado el punto de la disminución de la rentabilidad.

Por cierto, a ese punto ya se llegó hacia 1970. Desde entonces el capital no ha buscado tanto el crecimiento mediante un aumento de la producción, sino más bien mediante la obtención de mayores rendimientos a partir de niveles de producción relativamente limitados.

De aquí surge la globalización, que transfirió la producción a áreas de bajos salarios, asegurando mayores márgenes de beneficios. De aquí también la privatización, que transfiere a los inversionistas las corrientes de ingresos que antes llegaban a las tesorerías nacionales. De aquí los mercados derivados y de divisas, que crean la ilusión electrónica de un crecimiento económico, sin producir nada efectivamente en el mundo real.

Durante casi cuarenta años, el sistema capitalista se mantuvo mediante estos diversos mecanismos, ninguno de los cuales fue productivo en algún sentido real. Y entonces, en Septiembre de 2008, repentinamente el castillo de naipes se desplomó, poniendo de rodillas al sistema financiero global.

Si uno estudia el colapso de las civilizaciones, uno aprende que esa incapacidad de adaptación es fatal. ¿Está cayendo en esa trampa nuestra civilización?.

Tuvimos dos siglos de verdadero crecimiento, en los cuales la dinámica de crecimiento del capitalismo estuvo en armonía con la realidad del crecimiento industrial. Luego tuvimos cuatro décadas de crecimiento artificial - el capitalismo siendo sustentado por un castillo de naipes. Y ahora, después del colapso del castillo de naipes, parece que se hace todo el esfuerzo posible por producir "una recuperación"... ¡del crecimiento!.

Es muy fácil obtener la impresión de que nuestra civilización se encuentra en un proceso de colapso, basado en el principio de la incapacidad de adaptación.

Una impresión semejante sería en parte correcta y en parte equivocada. A fin de comprender la situación real, tenemos que hacer una clara distinción entre la élite capitalista y el capitalismo en sí. El capitalismo es un sistema económico impulsado por el crecimiento; la élite capitalista es la gente que se las ha arreglado para conseguir el control del mundo occidental mientras el capitalismo ha funcionado en los últimos dos siglos. El sistema capitalista ha sobrepasado su fecha de vencimiento.


La élite de los banksters conoce perfectamente ese hecho - y ellos se están adaptando.


El capitalismo es un vehículo que ha ayudado a llevar a los banksters al poder absoluto, pero ellos no tienen más lealtad hacia ese sistema que la que le tienen a un lugar, o a cualquier cosa o cualquier persona. Como mencioné anteriormente, ellos piensan a escala global, donde naciones y poblaciones son como peones. Ellos definen lo que es dinero y lo emiten, exactamente como el banquero en un juego de Monopoly.

También pueden inventar un nuevo juego con otro tipo de dinero. Hace tiempo que han superado toda necesidad de depender de algún sistema económico en particular para mantener su poder.

El capitalismo fue útil en una época de rápido crecimiento. Para una época sin crecimiento, un juego diferente está siendo preparado.

Así, al capitalismo no se le permitió que muriera una muerte natural. A cambio, fue derribado mediante una demolición controlada. Primero lo pusieron en un sistema de soporte vital, como mencionamos anteriormente, con globalización, privatización, mercados cambiarios, etc.

Luego le inyectaron una droga eutanásica, en la forma de burbujas inmobiliarias y derivados tóxicos.

Finalmente, el Banco de Pagos Internacionales - el banco central de los bancos centrales - canceló el sistema de soporte vital: declaró la regla de "ajustar los valores", lo que llevó a la insolvencia instantánea de todos los bancos riesgosos, aunque tardó un tiempo antes de que fuera notoria.

Cada paso en este proceso fue cuidadosamente planificado y dirigido por la camarilla de los bancos centrales.


EL FINAL DE LA SOBERANÍA - RESTAURANDO EL ANTIGUO RÉGIMEN

Tal como el colapso financiero fue administrado cuidadosamente, así lo fue el escenario posterior al colapso, con sus programas suicidas de rescate.

Los presupuestos nacionales ya estaban puestos al límite; ciertamente no había reservas disponibles para salvar a los bancos insolventes. Por lo tanto los compromisos de rescate no eran otra cosa que la aceptación por parte de los gobiernos de nuevas deudas astronómicas.

A fin de pagar los compromisos del rescate, ¡el dinero tenía que pedírsele prestado al mismo sistema financiero que estaba siendo rescatado!.

No era que los bancos fueran demasiado grandes para quebrar, sino que más bien los banksters eran demasiado poderosos para quebrar: éstos hicieron a los políticos una oferta que no podían rechazar.

En EE.UU. se le dijo al Congreso que sin rescates habría ley marcial a la mañana siguiente. En Irlanda, se dijo a los ministros que habría caos financiero y disturbios en las calles. De hecho, como Islandia lo demostró, la manera sensata de tratar a los bancos insolventes era con un proceso ordenado de suspensión de pagos.

El efecto de los rescates bajo presión fue transferir la insolvencia de los bancos a las tesorerías nacionales. Las deudas bancarias fueron transformadas en deudas soberanas y déficits presupuestarios.

Ahora, de un modo bastante predecible, son las naciones las que están buscando rescates, y esos rescates llegan con condiciones adjuntas: en vez de que los bancos caigan en suspensión de pagos [receivership], son las naciones las que están cayendo bajo la administración de un síndico [receivership].

En su libro Confesiones de un Sicario Económico (Confessions of an Economic Hit Man), John Perkins explica cómo se ha coaccionado al Tercer Mundo durante las últimas décadas - mediante presión y trucos de diversos tipos - para que acepten una esclavitud perpetua por deudas. Por su propio diseño, las deudas nunca pueden ser pagadas.

En vez de ello, las deudas deben ser periódicamente refinanciadas, y cada nuevo refinanciamiento entierra más profundamente a la nación en las deudas - y la lleva a someterse a dictados aún más drásticos del FMI.

Con el colapso financiero orquestado, y el timo del "demasiado grande para quebrar", los banksters han creado una situación en la que no hay vuelta atrás: la agenda de los sicarios está ahora operando aquí en el Primer Mundo.

En la Unión Europea, el primer grupo de naciones en caer serán los así llamados PIIGS:

Portugal


Irlanda


Italia


Grecia


España

La ficción de que los PIIGS pueden encarar los rescates se basa en la suposición de que se reanudará la era del crecimiento ilimitado.

Como lo saben perfectamente los banksters, eso simplemente no va a suceder. Finalmente el grupo PIIGS se verá forzado al incumplimiento de pagos [default], y entonces el resto de la UE también se derrumbará, todo como parte de un proyecto de demolición controlada.

Cuando una nación sucumbe a la esclavitud por deudas, deja de ser una nación soberana, gobernada por algún tipo de proceso político interno. En vez de ello cae bajo el control de los dictados del FMI.

Como hemos visto en el Tercer Mundo - y está sucediendo ahora en Europa - esos dictados tienen que ver con austeridad y privatización.

Las funciones del gobierno son eliminadas o privatizadas, y los recursos nacionales son vendidos como en liquidación. Poco a poco - de nuevo una demolición controlada - la nación-Estado es desmantelada. Finalmente, las funciones primordiales que le quedan al gobierno son la represión policial de su propia población, y el cobro de impuestos para entregarlos a los banksters.

De hecho, el desmantelamiento de la nación-Estado comenzó mucho antes del colapso financiero de 2008. En EE.UU. y Gran Bretaña comenzó en 1980 con Reagan y Thatcher.

En Europa comenzó en 1988, con el Tratado de Maastricht. La globalización aceleró el proceso de desmantelamiento, a través de la transferencia al exterior de los puestos de trabajo y las industrias, de programas de privatización, acuerdos de "libre comercio" y el establecimiento de la Organización Mundial de Comercio (OMC), destructora de las regulaciones.

Los eventos desde 2008 han posibilitado la rápida aceleración de un proceso que ya estaba perfectamente encaminado.

Con el colapso, los rescates, y la total dejadez para perseguir alguna clase de un efectivo programa de recuperación, las señales son muy claras: se dejará que el sistema colapse totalmente, allanando así el terreno para una "solución" previamente diseñada. Mientras se desmantela la nación-Estado, se establece un nuevo régimen de autoridad global para reemplazarla.

Como podemos ver en el caso de la OMC, el FMI, el Banco Mundial, y las otras partes del gobierno mundial embrionario, el nuevo sistema global no mostrará pretensiones de representación popular o proceso democrático. El gobierno tendrá lugar a través de burocracias autocráticas globales, que recibirán sus órdenes, directa o indirectamente, de la camarilla de los banksters.

En su libro The Globalization of Poverty [La Globalización de la Pobreza], Michel Chossudovsky explica cómo la globalización y las acciones del FMI crearon una pobreza masiva en todo el Tercer Mundo durante las últimas décadas.

Como podemos ver, con el dramático énfasis en la austeridad, después del colapso y los rescates, este proyecto de creación de pobreza ya no tiene vuelta atrás. En este nuevo sistema mundial no habrá ninguna clase media próspera. En realidad, el nuevo régimen se parecerá en mucho a los antiguos días de la realeza y la servidumbre (el antiguo régimen).

Los banksters son la nueva 'familia real', y todo el mundo será su dominio.

Los tecnócratas que dirigen las burocracias globales, y los mandarines que se presentan como políticos en las naciones residuales, son la clase superior privilegiada.

El resto de nosotros, la abrumadora mayoría, nos encontraremos en el papel de los siervos empobrecidos - si tenemos la suficiente suerte de estar entre los supervivientes del proceso de colapso.

"Hoy los estadounidenses se indignarían si tropas de la ONU entraran a Los Angeles para restaurar el orden; mañana lo agradecerán. Esto es especialmente verdadero si se les dice que hay una amenaza (del espacio) exterior, sea real o sólo proclamada, que amenazaría nuestra propia existencia.

Entonces todos los pueblos del mundo rogarán a los dirigentes del mundo que los libren de ese mal. Lo único que todo hombre teme es lo desconocido. Cuando se le presenta ese escenario, renunciará voluntariamente a sus derechos individuales a cambio de la garantía de su bienestar otorgada por su gobierno mundial"

Henry Kissinger

hablando en Evian, Francia, 21 de Mayo de 1992, reunión de los Bilderberger


EL FINAL DE LA LIBERTAD - EL ESTADO POLICIAL GLOBAL


Durante las últimas cuatro décadas, desde aproximadamente 1970, hemos estado viviendo un proceso de cambio de régimen, desde un antiguo sistema global a un nuevo sistema global.

En el antiguo sistema, las naciones del Primer Mundo eran relativamente democráticas y prósperas, mientras el Tercer Mundo sufría bajo la tiranía de Estados policiales, pobreza masiva e imperialismo (explotación por potencias extranjeras).

Como lo mencionamos antes, el proceso de transición ha sido caracterizado como "el cruce del Rubicón" (sin vuelta atrás):

la introducción en el Primer Mundo de políticas y prácticas que antes estaban limitadas, en su mayor parte, al Tercer Mundo.

Por lo tanto la esclavitud por deudas con el FMI cruzó el Rubicón (punto de no-regreso), posibilitado por la estafa del colapso-rescate. Por su parte, la pobreza masiva está cruzando el mismo Rubicón, debido a las medidas de austeridad impuestas por el FMI, con sus nuevos poderes de posesión de bonos.

El imperialismo también está cruzando el Rubicón, mientras el Primer Mundo cae bajo el control explotador de los banksters y sus burocracias, un nexo impositivo del poder que es ajeno a todas las identidades nacionales. No es sorprendente que la tiranía del Estado policial también esté cruzando el Rubicón: la imposición de los niveles de pobreza del Tercer Mundo requiere métodos de represión del Tercer Mundo.

 El movimiento contra la globalización puede ser considerado como el comienzo de la resistencia popular contra el proceso de cambio de régimen.

De la misma manera, la reacción policial a las manifestaciones contra la globalización de Seattle, en Noviembre de 1999, puede ser interpretada como el "cruce del Rubicón" de la tiranía del Estado policial. La violencia excesiva y arbitraria de esa reacción - incluyendo cosas como mantener abiertos los ojos de la gente y rociarles pimienta en ellos - no tenía precedentes en acciones contra manifestantes no-violentos en una nación del Primer Mundo.

Irónicamente, esa reacción policial, especialmente porque fue tan ampliamente publicitada, realmente fortaleció el movimiento contra la globalización. A medida que las manifestaciones crecían en tamaño y fuerza, la reacción policial se hizo aún más violenta.

Un cierto clímax fue alcanzado en Génova, en Julio de 2001, cuando los niveles de violencia de ambas partes casi comenzaron a parecer una guerra de guerrillas.

En esos días el movimiento contra la globalización dominaba las páginas de las noticias internacionales, y la oposición a la globalización alcanzaba proporciones masivas. El movimiento visible era solo la punta de un iceberg anti-sistémico. En un sentido muy real, el sentimiento popular general en el Primer Mundo comenzaba a tomar un giro radical. Los dirigentes del movimiento pensaban ahora en términos de un movimiento anti-capitalista.

Había volatilidad política en el aire, en el sentido de que posiblemente un sentimiento popular ilustrado podría lograr un cambio en el curso de los eventos.

Todo eso cambió el 11 de Septiembre de 2001, el día en que cayeron las torres. El movimiento anti-globalización, junto con la propia globalización, desaparecieron casi enteramente de la conciencia pública en ese fatídico día. Repentinamente hubo un escenario global totalmente nuevo, todo un nuevo circo mediático, con un nuevo enemigo y un nuevo tipo de guerra, una guerra sin final, una guerra contra fantasmas, una guerra contra el "terrorismo".

Anteriormente vimos cómo el orquestado colapso financiero de Septiembre de 2008 posibilitó que ciertos proyectos existentes fueran rápidamente acelerados, como el desmantelamiento de la soberanía y la imposición de austeridad. Del mismo modo, los eventos de Septiembre de 2001 posibilitaron que otros proyectos existentes fueran acelerados considerablemente, como el abandono de las libertades civiles y del derecho internacional.

Antes de que las torres incluso cayeran, la "Ley Patriota" (Patriot Act) ya había sido redactada, proclamando de manera muy clara que había llegado el Estado policial (a EE.UU.) con toda su fuerza y para quedarse.

La Declaración de Derechos (Bill of Rights) quedó sin efecto.

Antes de mucho tiempo, una similar legislación "anti-terrorista" había sido adoptada en todo el Primer Mundo. Si algún movimiento anti-sistémico volvía a levantar cabeza en el Primer Mundo (como lo hizo, por ejemplo, recientemente en Grecia), se podrían poner en práctica poderes policiales arbitrarios - tantos como fuera necesario - para aplastar la resistencia.

No se permitiría que ningún movimiento popular desbaratara los designios de cambio de régimen de los banksters.


El movimiento anti-globalización había estado gritando:

"Ésta es la verdadera democracia".

Con el 11-S, los banksters replicaron:

"Ésta es la verdadera opresión".

Los eventos del 11-S condujeron directamente a las invasiones de Irak y Afganistán, y en general ayudaron a crear un clima en el cual las invasiones de naciones soberanas podían ser prontamente justificadas con una u otra excusa.

El derecho internacional fue totalmente abandonado como lo fueron las libertades civiles. Tal como se eliminó toda restricción de las intervenciones policiales domésticas, así se eliminó toda restricción de las intervenciones militares geopolíticas.

Nada debía interponerse en el camino de la agenda de cambio de régimen de los banksters.

La era tecnotrónica involucra la aparición gradual de una sociedad más controlada… dominada por una élite, no limitada por valores tradicionales… esta élite no dudaría en lograr sus objetivos políticos utilizando las últimas técnicas modernas para influir sobre la conducta pública…

La persistencia de la crisis social, la emergencia de una personalidad carismática, y la explotación de medios de comunicación de masas para obtener la confianza pública serían los escalones en la transformación gradual de EE.UU. en una sociedad altamente controlada…

Además, podría ser posible - y tentador - explotar para propósitos políticos estratégicos los frutos de la investigación sobre el cerebro y la conducta humana"

Zbigniew Brzezinski, La Era Tecnotrónica, 1970


LA ERA POST-CAPITALISTA - NUEVOS MITOS PARA UNA NUEVA CULTURA

Puede que 2012 no sea el año exacto, pero es dificultoso ver que la fase final dure mucho más - y los amos del universo aman el simbolismo, como el del 11-S (tanto en Chile como en Manhattan), y otros.

El 2012 está cargado de simbolismo, por ejemplo el del Calendario Maya, e Internet es un hervidero de diversas profecías relacionadas con 2012, estrategias de supervivencia, espera de intervenciones alienígenas, etc.

Y luego está la cinta de Hollywood, "2012", que presenta explícitamente el fin de la mayor parte de la Humanidad, y la salvación planificada previamente de unos pocos escogidos. Uno nunca sabe diferenciar en las producciones de Hollywood lo que es fantasía escapista de lo que está destinado a preparar simbólicamente la mente del público para lo que vendrá.

Sea cual fuere la fecha exacta, toda la hebras se entrelazarán, geopolítica y domésticamente, y el mundo cambiará. Será una nueva era, tal como el capitalismo fue una nueva era después de la aristocracia, y la Alta Edad Media siguió a la era del Imperio Romano.

Cada era tiene su propia estructura, su propia economía, sus propias formas sociales, y su propia mitología. Estas cosas deben relacionarse coherentemente entre sí, y su naturaleza proviene de las fundamentales relaciones de poder y circunstancias económicas del sistema.

Cada vez que hay un cambio de época, la época anterior siempre es demonizada en una nueva mitología. En la historia del Jardín del Edén la serpiente es demonizada - un símbolo reverenciado en el paganismo, el predecesor del monoteísmo. Con la aparición de las naciones-Estado europeas, la Iglesia Católica fue demonizada, y el protestantismo fue puesto en práctica.

Cuando llegaron las repúblicas, la demonización de los monarcas fue una parte importante del proceso. En el mundo posterior a 2012, se demonizará la democracia y la soberanía nacional. Esto será muy importante para conseguir que la gente acepte un régimen totalitario arbitrario…

En esos terribles días tenebrosos, antes de la bendita unificación de la Humanidad, la anarquía reinaba en el mundo. Una nación atacaba a otra, como los depredadores en la selva. Las naciones no tenían coherencia a largo plazo; los votantes pasaban de un partido al otro, manteniendo siempre en transición y confusión a los gobiernos.

¿Cómo pudo llegar alguien a pensar que las masas de gente semi-educada podrían gobernarse, o dirigir una sociedad compleja?

La democracia fue un experimento mal concebido que condujo solo a la corrupción y al gobierno caótico. ¡Qué suerte tenemos de estar en este mundo tan ordenado, en el cual la Humanidad finalmente ha crecido, y en el cual aquellos mejor preparados toman las decisiones para todo el globo.

El capitalismo tiene que ver con crecimiento, progreso y cambio. Bajo el capitalismo las virtudes de la ambición, la iniciativa y la competitividad son elogiadas, porque esas virtudes sirven a la dinámica del capitalismo. La gente es alentada a acumular siempre más, y a no darse jamás por satisfecha con lo que tiene. Bajo el capitalismo, la gente tiene que tener un poco de libertad, y un poco de prosperidad, para que la dinámica del capitalismo pueda operar.

Sin una cierta libertad, la ambición no puede ser continua; sin una cierta prosperidad ¿cómo se puede lograr la acumulación?. En el mundo post-capitalista, las virtudes capitalistas serán demonizadas.

Esto será muy importante para lograr que la gente acepte la pobreza y el control disciplinario…

La búsqueda del dinero es la raíz de todo mal, y el sistema capitalista era inherentemente corrupto y derrochador. La anarquía reinaba en el mercado, mientras las corporaciones ciegamente buscaban beneficios, sin preocuparse por las necesidades humanas o por la Tierra. Cuánto más sensatas son nuestras brigadas de trabajo, que producen sólo lo necesario, y usan sólo lo que es sustentable.

El capitalismo alentaba la codicia y el consumo; la gente luchaba para competir unos contra otros, por "ser los primeros" en la carrera de ratas. Cuánto más sabios somos ahora, que vivimos con nuestras cuotas racionadas y aceptamos los deberes que se nos asignan, sean cuales sean, sirviendo a la Humanidad.

En este cambio de régimen que lidera la época post-capitalista, estamos viendo una orquestación consciente de economía, política, geopolítica y mitología, como un proyecto coordinado. Se está creando toda una nueva realidad, toda una nueva cultura global. Cuando se trata del tema, la capacidad de transformar la cultura es la máxima forma de poder. En sólo una generación, una nueva cultura se convierte en "la manera en que las cosas son".

¿Y qué - podemos preguntar - podría interponerse en el camino de cualquier futura manipulación del régimen cultural que se le antoje a la 'familia real' bankster?

Desde que se introdujo la educación pública, el Estado y la familia han competido por controlar el condicionamiento de la infancia - y es en la infancia cuando se transmite la cultura a la próxima generación.

En el micro-administrado futuro post-capitalista, es muy probable que veamos la "solución final" del control social: que el Estado monopolice la educación de los niños. Eso eliminaría de la sociedad el lazo entre padre e hijo, y por lo tanto los lazos que lo unen a su familia en general. No más el concepto de parientes, sino sólo de otros miembros de la colmena.

La familia debe ser demonizada. Aquí en Irlanda ya hay anuncios publicitarios en la televisión dramatizando los sufrimientos de los niños que son abusados o descuidados por sus padres…

Qué horribles eran los antiguos días, cuando parejas sin permiso, sin capacitación, tenían control total sobre niños vulnerables, a puertas cerradas, con todas las neurosis, adicciones o perversiones que los padres tuvieran.

¿Cómo existió durante tanto tiempo ese vestigio de esclavitud patriarcal, la guarida refugio del abuso infantil, sin ser reconocida por lo que era?.

Cuánto mejor nos va ahora, con niños educados científicamente, por personal capacitado, donde se les enseña disciplina y valores sanos.






Fuente: Sitio Web Editorial-Streicher
http://www.bibliotecapleyades.net/sociopolitica/sociopol_globalelite81.htm#El Plan de La Élite Para un Nuevo Orden Social Mundial

jueves, 22 de diciembre de 2011

Tarot

¿Que Es el Tarot?
 

El tarot es uno de los ” juegos” de cartas más antiguo del mundo, una de las artes adivinatorias más conocidas, por eso se han formado tantos mitos y leyendas.

La baraja del tarot se compone de 78 naipes, 22 arcanos mayores
 y 56 arcanos menores.Arcano viene de Arca y se refiere a un profundo secreto, cada uno de ellos equivalía a una llave de la revelación.

 El dato más fiable aparece en la cultura Sumeria en el periodo dinástico arcaico ( 2334 - 2900 a. C.), donde en la ciudad de Ur,existía un oráculo formado por tablillas de madera, que era utilizado por los sacerdotes de la época para resolver las dudas de la nación
y el futuro que les esperaba.

No se sabe cuantas tablillas formaban el oráculo, ni las figuras representadas en este.
En el antiguo Egipto es donde el Tarot aparece con toda seguridad.

 En la avenida de Las Esfinges, excavada hacia el año 1964, que une las pirámides de Luxor y Karnak; se hallaron esculpidas en piedra las figuras de algunos Dioses egipcios con símbolos astrológicos, que eran utilizadas por los sacerdotes para ver el futuro del Imperio Egipcio.

 Este oráculo era llamado "Tar- ro"; que significa sendero real. De aquí la teoría de algunos estudiosos del Tarot y su actual nombre. La búsqueda de un sendero que nos ayude a avanzar con seguridad y prevenir los peligros del camino. Es en la edad Media cuando nacen nuevas
 explicaciones sobre el posible origen del nombre del Tarot, asociándolo a la Biblia de Enoc. Sin embargo el origen del nombre sigue siendo todavía un misterio.

 En Egipto aparecen los 22 arcanos mayores, base de nuestro Tarot actual. Estaban formados por algunas de las Deidades de Egipto, y adopta él numero 22 por la influencia del pueblo Hebreo.

 Se asocia cada imagen a una letra del alfabeto de este pueblo y la creencia en su poder mágico.

No olvidemos que el alfabeto hebreo es el poder del "Verbo" fundamental en la oración y la comunicación con Dios. Los Israelitas fueron una pieza clave en la consolidación del
Imperio Egipcio; como ejemplos, Josué y Moisés.

 Posteriormente son los Helenos, que movidos por su interés en el esoterismo y la magia, adoptan el Tarot como ciencia de estudio místico. Viéndolo incompleto añaden su conocimiento de la matemática y los elementos naturales, y así forman los 56 Arcanos Menores; Complemento indispensable en la interpretación del Tarot. Estos se crean sobre la base de la teoría cabalística que asume los cuatro elementos como la base de la evolución del hombre y su constante renovación.

Esto explica los cuatro palos, aire-espadas, tierra-bastos, fuego-oros y agua-copas.

Y él número de cartas, 14, que equivale al 5, número de la renovación.

 Podemos decir que ya ha nacido el rey de las máncias, formado por la astrología, la cábala y la numerologia.

Fuente: http://serolod.jimdo.com/terapias/tarot/historia-del-tarot/

Preguntemos a Alejandro Jodorowsky sobre el Tarot:

Diagrama Tarot Marsella (Restauración Camoin-Jodorowsky)

El Tarot es la suma del conocimiento simbólico de Occidente. Podríamos definirlo como un alfabeto, donde cada carta es una letra y estas se conectan para formar frases. Es en definitiva una lengua que sirve par desarrollar la intuición.

¿Cuál es su origen?

Parece ser que el Tarot de Marsella nació alrededor del año 1000, pero nadie sabe quien invento el Tarot, ni donde, ni cuando. Tampoco se sabe lo que significa esta palabra, ni a que idioma pertenece. Nace del cristianismo, el judaísmo y el Islam…

¿Por qué dice que el Tarot es un arte sagrado?


Todo arte simétrico es profano. El cuerpo humano tampoco es simétrico: en el lado derecho nuestro pulmón tiene tres lóbulos, en el izquierdo dos. En el Tarot, nunca en una carta la parte superior es idéntica a la inferior, ni el lado izquierdo es igual al derecho. Siempre hay un pequeño detalle que rompe el parecido.


¿Cuántas letras tiene este alfabeto y cómo se organizan?


Nos encontramos frente a un alfabeto óptico, formado por 78 cartas, una verdadera enciclopedia visual. Donde se trasmite el conocimiento no por sonidos sino por figuras, formas y colores.


¿Cada una de las cartas, o letras, tienen un único significado?

Cada carta del Tarot tiene mil explicaciones distintas, nada está fijo. El enemigo del Tarot es la interpretación estrecha, la ignorancia…

¿Qué es básicamente una tirada?

Los Arcanos que aparecen en una tirada configuran el espejo del alma del consultante en ese momento presente, es por un fenómeno de sincronicidad que escoge esas cartas y no otras. Una lectura consiste en el encuentro de tres azares: el que lleva el consultante ante mí, el que me lleva a mí ante el consultante y el momento en que se eligen las cartas.

¿Qué tipo de preguntas se pueden hacer?


La mayor parte de las preguntas que la gente hace tienen que ver con traumas de la infancia. El Tarot es un instrumento, un test psicológico para comprender dónde está el bloqueo y encontrar la explicación en el pasado de cada uno. Nos muestra el inconsciente del consultante y, si puede ayudarle, le ayuda.

¿Hasta dónde se puede interpretar?

Hay personas que no quieren saber el porque del dolor, sólo quieren que le calmes ese dolor. Cuando se está realizando una lectura de Tarot a un consultante, hay que llegar hasta donde la persona quiere que vayas. Lo sabes por su expresión, sus resistencias, no tenemos derecho a ir más allá. El ser humano tiene límites que, aunque dolorosos, está identificado con ellos.

¿Cómo está estructurado?

Fue dibujado por una conciencia suprema, es matemáticamente exacto. Las unidades de medida se corresponden: el bastón del Ermitaño tiene, por ejemplo, la misma longitud que el de la Muerte, que el cetro de la Emperatriz, etc. Ningún detalle se dejó al azar.


Si quiero aprender a usarlo ¿Por dónde puedo empezar?


Cuando uno quiere aprender una lengua es necesario aprender su gramática. Creo que si alguien se interesa por el tarot es necesario que vea cada carta detalle a detalle, color por color, forma por forma, comparando unas con otras y memorizándolas: es necesario que el tarot entre completamente en el inconsciente con las particularidades de cada dibujo. Este esfuerzo es el mismo que el de los monjes que memorizaban el Evangelio o el de los religiosos judíos que memorizaban la Torah.

¿Para qué hacerlo?

Porque así el libro vuelve a entrar en el inconsciente y eso va a crear analogías, referencias; todo el texto va a ponerse a hablar de otra manera y va a encontrarse vibrando al unísono con él. El tarot es como una gran orquesta: cuando suena un instrumento, los demás vibran


¿Cuál es en esencia su utilidad?


El mayor aprendizaje es “aprender a mirar, no intentar adivinar el futuro, sino entender el presente”. El tarot no cura, ayuda simplemente a evolucionar


Usted dice que usa la tarología ¿Cuál es la diferencia con la cartomancia?


La cartomancia se usa para adivinar el futuro y la tarología habla del presente. El tarot no predice el futuro pero sí nos puede hacer pensar en nuestra realidad de una manera menos racional, y nos mostrará cosas que sabemos a nivel inconsciente, pero de las que no nos damos cuenta racionalmente. Es una puerta a nuestro interior…


¿No tiene más sentido preguntar por el futuro?

La consulta sobre el futuro revela un miedo del presente. Cualquiera que vaticina el futuro a otro toma poder sobre él, porque el cerebro es programable, tiende a cumplir las predicciones.

¿A qué lugar nos conduce esa lectura?

El Tarot sirve para que la persona pueda relacionarse consigo misma. No herir, ni atacar, ni desenmascarar, entrando en una nueva forma de pensar. Con el tarot detectamos cualquier problema… las personas se defienden y si quieres ayudarlas, hay que ir avanzando hacia su ser, como si navegáramos en el Polo Norte, esquivando los icebergs que son sus defensas.

Y ¿Qué hacemos después con el problema?

Después, con la psicogenealogía podemos encontrar el origen del mismo. Pero hacerse consciente del problema no es curarlo, hay que actuar. Por eso inventé la psicomagia que es el acto de curación, una metáfora para el inconsciente.


¿El Tarot es un lenguaje objetivo, científico?


El tarot de Marsella está diseñado de tal manera que la respuesta es siempre subjetiva. Es como la prueba de las manchas de Rorschach: cada uno ve lo que quiere. Y lo que puede. Hablar del significado de las cartas es como hablar de arenas movedizas, hay infinitas posibilidades. .” La visión que nos transmiten nuestros ojos cambia según el nivel de consciencia que desarrollemos. Las cartas son cada vez más positivas si nuestro espíritu crece y cada vez más negativas si se va hacia la autodestrucción.

¿Cuál es la diferencia entre los Arcanos mayores y los menores?

Una pirámide comienza con una base ancha y termina en una sola piedra tope. La cumbre del Tarot son los 22 Arcanos Mayores que contienen las altas significaciones espirituales. Pero para lograr su conocimiento es necesario basarse en los humildes 56 Arcanos menores. Éstos hablan de la vida cotidiana (necesidades, deseos, emociones y pensamientos. Los cuatro palos son como las cuatro patas de un altar, o de una mesa, o las cuatro paredes de un templo.

¿Qué puede decir sobre los 22 arcanos mayores?

Los arcanos tienen significados múltiples que van de lo particular a lo general, de lo evidente a lo inhabitual. Estos significados adquieren mayor o menor importancia de acuerdo al sistema cultural de quien los interpreta

Unas preguntas sobre el significado de algunas cartas: El Arcano XV del Tarot de Marsella, El Diablo, está lleno de ojos ¿Por qué?

Quiere decir que no tiene miedo de verse. Si no desarrollamos una valiente humildad que nos haga capaces de observar nuestros defectos, nuestras debilidades, nuestra pereza, nuestra cobardía, nunca llegaremos a ser personas realizadas.

¿Qué podemos decir sobre El Sol, el arcano XVIIII?

“El sol es bueno para cualquier nueva construcción, indica que actúa el amor incondicional y presagia éxito basado en un recorrido cálido e iluminado. También es indicio de una nueva vida, dejando atrás las dificultades del pasado; el encuentro de un alma gemela, la firma de un buen contrato”.

Algo breve sobre el Arcano XXI, el último de los Arcanos Mayores, El Mundo.

Al final de la tirada es la máxima realización. Un ser equilibrado ha desarrollado los cuatro elementos: intelectual, emocional, libidinal y material.

Por último, una pregunta que puede interesar a muchos lectores, ¿es posible leerse uno el Tarot a sí mismo?

Basta tener una baraja a mano, eso es fácil, pero a la vez es lo más difícil del mundo ser simultáneamente consultante y lector, porque uno tropieza con sus propias resistencias. Una autolectura es una formidable escuela de profundización y de humildad que nos permite conocer nuestras defensas y desarrollar la intuición. Para leerse el Tarot a uno mismo, hay un postulado básico: no me conozco en el presente. Por lo tanto, preguntarme acerca de mi situación, de mi presente, es esencial.





El Tarot es un juego de cartas, pero de ninguna manera sencillo: es un instrumento creado por super-mentes misteriosas, una verdadera enciclopedia de símbolos, al mismo tiempo que un profundo estudio del espíritu humano. Juego que viniendo del año mil o antes, es un precursor del psicoanálisis… Es un test proyectivo, lo que quiere decir que los Arcanos tienen mil y una manera de ser interpretados, no son esto u lo otro, sino esto y lo otro y todo lo demás. Vemos en ellos lo que en ese momento somos. Hay un cuento que dice: “Un campesino al que se le desapareció una vaca. vio a su vecino con cara de ladrón de vacas, gestos de ladrón de vacas y voz de ladrón de vacas. De pronto, la vaca, que había estado dando un paseo por el monte, regresó al corral. El campesino vio a su vecino con cara de hombre honrado, gestos de hombre honrado y voz de hombre honrado”… El ser humano se proyecta en cualquier cosa. En manos de un terapeuta hábil y bien preparado, cualquier herramienta es útil, ya sea el Tarot, el I-ching, la astrología, el eneagrama, los intestinos de paloma, los caracoles, los huesos de pollo, etc… No hay que engañarse: todas las herramientas para detectar problemas en los que estamos sumidos, provocan gamas de proyecciones subjetivas, tanto del consultante como del terapeuta. Uniendo ambas intuiciones, se puede llegar a descubrimientos esenciales. Pero para ello, hay que dejar las dudas y aceptar la herramienta, cualquiera que ella sea. Es indispensable eludir la idea que estos elementos de apariencia mágica, contienen una verdad determinada: deben ser manipulados con arte. Su valor consiste en las interpretaciones que se les proyectan. Si el terapeuta tiene talento, establecerá relaciones entre símbolos, palabras o números y gracias a esto, abrirá una puerta en su inconsciente para que le llegue, de una manera absolutamente no científica, una solución al problema. Todo está en cada cerebro. El ego, en un eneagrama, puede ser ubicado en cualquiera de sus nueve números, pero el Ser Esencial es la totalidad, el eneagrama entero. Lo mismo pasa con la astrología: podemos encarcelarnos en un signo, pero en el fondo somos todos Zodiaco. Igualmente con el I-ching: cualquier hexagrama que las monedas nos otorguen, nos dirá algo. Somos los 64 hexagramas al mismo tiempo, tanto como somos al mismo tiempo los 78 arcanos del Tarot. Lo importante no es la herramienta, sino quien maneja la herramienta. El mago-terapeuta debe elegir un utensilio que le convenga y convertirse en su discípulo – sin necesidad de acumular otros-. Cuando haya incorporado detalle por detalle, relación por relación, interpretación por interpretación, hasta lograr que la herramienta forme parte indisoluble de su memoria, podrá, en estado de trance, entrar en contacto directo con el inconsciente del consultante y obtener sanadoras revelaciones.





El Tarot en definitiva es el Arte para Ayudar a Sanar a los demás y Ayudarnos a Nosotros Mismo
" Un Arte que no sirva para sanar no es Arte "
A. Jodorowsky.










Fuente: http://planocreativo.wordpress.com/ - Alejandro Jodorowsky.

jueves, 13 de octubre de 2011

Sonidos extraños del cielo reportados en todo el mundo

Ruidos parecidos a truenos, cuando no hay tormenta, silbidos, zumbidos que llegan del cielo, algunos realmente extraños, están siendo reportados en todo el mundo y algunas veces precediendo a terremotos. El fenómeno ha sido observado por miles de personas en estadios de fútbol americano y algunas ciudades.

He podido encontrar vídeos que no parecen estar siendo manipulados (como ocurre siempre que hay algo extraño, por supuesto hay otros que sí lo están y donde sus autores se ríen de cualquiera que se acerque a verlos) en Ucrania, multitud de lugares de Estados Unidos, Chile, Suecia, Holanda, Bielorrusia, Brasil, Rusia, entre otros.

Los vídeos están grabados, en su mayoría entre Junio y Setiembre de 2011, así que esto es algo de total actualidad que no ha podido ser explicado por nadie hasta la fecha de modo satisfactorio. Los sonidos son ligeramente diferentes en algunos casos: algunos son similares a un tren, otros suenan más como un viejo submarino abriéndose paso en el océano, otros se parecen más a zumbidos que llegan del cielo, como en el caso de Durham, Escocia, un caso que ha dado la vuelta al mundo porque todos sus vecinos han estado semanas escuchando zumbidos inexplicables que llegaban del cielo, caso reportado por The Telegraph.


El siguiente caso, por ejemplo, saltó a los medios de televisión nacional porque durante la celebración de un partido de beisbol se escucharon unos ruidos inexplicables en el cielo, justo el mismo dia, 23 de agosto del 2011, cuando poco después tuvo lugar un terremoto en la costa este de los Estados Unidos.




Fuente:
http://www.trinityatierra.com/



lunes, 10 de octubre de 2011


ALIENS, QUIENES SON, DE DONDE VIENEN Y QUE QUIEREN DE NOSOTROS


¿Estás seguro de que el fenómeno OVNI y extraterrestres a ti no te afecta para nada?
¿Crees sinceramente que en el Universo no hay ninguna otra especie más evolucionada que el ser humano?
¿Crees que el ser humano somos los únicos que mantenemos corrales de otras especies menos avanzadas? ¿te atreverías a afirmar que tú no eres parte también de un corral manejado por otros seres superiores a ti?
¿Dónde están todos los niños que desaparecen continuamente en nuestro planeta y nunca son encontrados?
¿Qué son esos implantes que tienen tantas personas dentro de su organismo desde niños, muchas sin saberlo? ¿Y las marcas visibles que les dejaron en el cuerpo?
¿Por qué han quedado embarazadas misteriosamente tantas mujeres en todo el planeta sin encontrar explicación lógica? ¿Has oído hablar de la experimentación genética?
¿Estás totalmente convencido de que el ser humano está en la parte alta de la cadena alimenticia?
Descubre la verdad por ti mismo y recuerda siempre NADA ES LO QUE PARECE.
Esta serie de vídeos (8 partes) explora de forma objetiva y analítica el secretismo que rodea al más grande ENCUBRIMIENTO de todos los tiempos, presentando una revisión y explicación detallada del fenómeno OVNI, extraterrestre, abducciones, revelación/desclasificación, realidades hiperdimensionales, así como lo que puede haber detrás de los movimientos NUEVA ERA, COINTELPRO y The Disclosure Project.
“Si las masas comenzaran a aceptar la existencia de los OVNIs, esto afectaría profundamente en su actitud hacia la vida, política, y todo. Amenazaría el statu quo. Siempre que la gente se da cuenta de que hay consideraciones mayores que sus propias vidas insignificantes, están listos para realizar cambios radicales a nivel personal, lo cual eventualmente conduce a una revolución política en la sociedad en su totalidad” .
- John Lennon


Vídeo 1 de 8, Pulsa PLAY (cuando acabe pulsar en UP NEXT):


Fuente: Te Atreves a Despertar? DESPERTARES


“Acumular información es solo el primer paso a la sabiduría,
pero compartir información es el primer paso hacia la comunidad”

HENRY LEWIS GATES